1/10/18

¿Como afrontas tu los cambios del Otoño?


Octubre...comienzos de nuevas Estación

Y llega Octubre sin irse este sofocante calor…, que mas bien en lugar del “veranillo del membrillo”, parece el verano que no hemos tenido.
Y el verano sigue señor@s….., ¿hasta cuando?, porque ya con ganas de poner orden y decir adiós a cosas (ropa, rutinas, descontrol) y permitir hacer espacio para que cosas nuevas puedan entrar en nuestra vida y en el armario, ¿por qué no? (Aunque este año va a salir mucho, pero va a entrar por ahora poco).
Casi hemos “finiquitado” un verano que para mi ha sido “raro”, he tenido de todo, pero ha abundado la Tranquilidad. Quitando el “estresante comienzo de Obra, con todo lo que ello ha supuesto (que tengo la suerte de haberlo borrado de mi mente), ha sido mucho baño, campo y playa. Mis hijos literalmente “salvajes” (y que maravilla que así lo hayan vivido), yo “casi” por el campo…., y unos días de familia y playa muy intensos. Aunque quejarme me quejo mucho…., ahora, vista atrás reconozco soy una privilegiada.


Pero llega Octubre, y cerramos “el puesto de turrón”, porque en esta zona, donde vivo, Fregenal de la Sierra, desde primeros de septiembre hasta la feria de Zafra, no se para de fiestas y ferias. Mi madre, cuando era chica, siempre decía, que hasta la Feria de Zafra, no volvía la normalidad…, y yo 30 años después… sigo diciendo lo mismo.
¡Y bendita normalidad!, hoy comienzan las extraescolares, (que este año me van a tener un poco de aquí para allá, pero en fin…me callo, porque es algo que consiento vaya en “el paquete”), menos mal vivimos en un pueblo y realmente es cómodo.

Cada año, con el comienzo de curso, me propongo cambios, nuevas rutinas, nuevos hábitos, y sobre todo, enfocar la etapa escolar y de juegos de mis hijos, adaptándola a su edad. Considero inviable, hacer siempre lo mismo, ellos, cambian e incluso nosotros los adultos cambiamos nuestras necesidades, pues es momento de hacer cambios y estar continuamente adaptándonos a las nuevas circunstancias. Ademas, yo soy “culo inquieto” y no paro de leer, informarme y buscar nuevas cosas interesante y nuevas metas,  pues la monotonía y el no aprovechar y/o buscar las oportunidades y momentos, me pone un poco “condená”.

Todos los años, me hago una lista de “cosas para hacer en Otoño”, (otra cosa es que la cumpla entera…..), pero lo intento, nunca hay que dejar de intentar las cosas.
Te explico como:
 Coges una Libreta, (yo siempre tengo conmigo una libreta personal),  un Folio, no se, el ordenador, el iPad, o simplemente el Note de tu móvil, pero ¡escríbelas!, míralas de vez en cuando, (tampoco se trata de la lista de la compra para ir tachando, no te obsesiones), las cosas si las escribes, te obligan mas y ya si las haces públicas…., ni te cuento.
Yo aún no la he elaborado, para ello, requiero de tiempo familiar con mis hijos y Manolo, y hacerla entre todos, unos puntos serán míos sólo para mi, y otros conjuntos.

Pero no niego que es un curso nuevo, lleno de cambios, muchos cambios, metas y un popurrí de asuntos, entre manos que nos hacen muchísima Ilusión.
Es un comienzo de una etapa, donde realmente busco mucha tranquilidad los fines de semana, pues durante la semana es un no parar (negocio, hijos, estudios, obra, presupuestos, mudanza….), como la mayoría de las personas, ojo, pero yo acostumbrada a ser una polvorilla, pero medio controlar los temas, me veo que no, que no llego…. y por ello, me es IMPRESCINDIBLE, encontrar tiempo para yo tranquilizarme, leer, y estar “panza arriba en el sofá”.

Eso es raro en mi, muy raro, pero para que todos estemos bien, yo tengo que estar bien, y si es necesario un día de “no hacer nada”, pues he decidido hacerlo.
Ello implica que me he vuelto casera, (será que he estado tan salvaje este verano que le cuerpo me pide casa), algo “raro, raro…, raro”…..¡Macu casera!, será la edad…. o mas bien será que me encanta disfrutar de mi y sobre todo de mis hijos.

He notado cambios, en mis hijos hay cambios, y el mayor de ellos lo encuentro en mi hija. No se si quienes me leen y tiene una hija de 9 años, le pasa lo mismo, pero esa autonomía que veo, por una lado me enorgullece, pero por otro me entristece. Dicen que cuando hacen la Comunión, “vuelan”…., pues toca este año y mi objetivo es disfrutarla, escucharla, compartir, reír, mientras le enseño cada día y poco a poco a ser aun más autónoma. Con pena, porque cada día va necesitando menos de mi, pero con satisfacción de ir poco a poco enseñándole el camino.
Si noto en ella, una necesidad de estar mas conmigo, de hablarme, (uyy yo aprovecho, vamos que si aprovecho), no pretendo ser su “amiga”, yo quiero ser su madre, que comparta sin problemas, que conozca el respeto, pero que se sienta libre para ser ella y buscar su camino, pero siempre respetando unas normas y que ella debe saber. Yo puedo ser muy libre, independiente, y muchas cosas mas, pero ese lado se topa con ciertas cosas “que no consiento” y que tengo muy claras, y las dejo bien habladas.

Este período lo aprovecho con ellos para hacerles ver que las cosas no son o blancas o negras, que está el “café con leche”, que las personas no somos todas iguales, y que no todas las madres somos iguales, (aunque siempre buscamos lo mejor para ellos), que nos equivocamos y que cometemos errores, y que en el caso de ellos, tienen una madre que “No roza la perfección ni por asomo”, que soy olvidadiza, que me gusta reír, que los persigo para abrazarlos, que literalmente “me horroriza” el tema extraescolarres, que se pone a bailar en casa aunque les da una vergüenza  que no pueden conmigo…, ¡ahh pero esto está cambiando!, hemos pasado de “mamá… ¿que haces? ¿por que bailas así….? (¡madre mía !yo que era la reina las pistas de baile) a…, mamá, pon en el iPad esa canción de remix y bailamos… (“Oh My God”, no puedo…., y me vuelvo loquita).

Y este periodo ya mas mayores, se está aprovechando mucho para que sean cada vez poco a poco mas responsables. Se acabo el estar todo el día, de saranga, de comidas, de ahora aquí y allí, que si que hay tiempo para todo, pero, llegada la tranquilidad es el momento para ir dandole responsabilidades en la casa, ayudar, compartir tareas.. (eso “mi Julia”…, lo borda la joía, se levanta antes que yo, quiere preparar los desayunos, prepara su ropa,  como me descuide, ¡hasta me prepara mis cosas….!!!). El ratón… ayyy el ratón…. sigue siendo el “rey de la Casa”. Por ello estamos ahí “ pico y pala, pico y pala” y eso solo se consigue a base de 1 día y otro y otro…..

Yo soy reflexiva, y ellos lo notan, aunque notan mas mi parte activa, y positiva, entienden perfectamente cuando mamá está trabajando, (siempre han detectado que mamá en ordenador, es mamá concentrada), aunque ahora es más complicado, pues mi lugar de trabajo está en mi propio hogar y en una zona común (ya llegará el momento que vuelva a tener independencia), todo llega…
Les hago partícipes y “mis ayudantes”, porque ayudan , aunque cuando necesito concentración total, me está siendo complicado, intento aislarme de todo y les explico por qué.
Seguramente esté equivocada, pero quiero hacerles partícipes desde pequeños, que las cosas hay que trabajarlas, que ello implica muchas horas (algunas productivas y otras no), que las cosas no viene solas, que hay que luchar por lo que uno quiere, que las cosas requieren sacrificios y este es un tema complicado, hacerles ver que tanto su padre como su madre, han elegido ganarse la vida siendo “autónomos”, sin unos horarios fijos, pero adaptándose a ellos, que son lo mas importante.

Ya son mas mayores y lo van entendiendo, les digo que hay que perseguir lo que quieres, que que implica sacrificio y tesón, se trata de hablar mucho y explicar mucho, porque al menos Julia está en otra fase, y hay que adaptarse a lo que va viniendo.

NO sin olvidarnos de una misma, de que al cruzar esa barrera de los 40, decides expresarte libremente, al menos es mi forma de ser. 
Me encanta ser yo y cada día mas, positiva, alegre, resolutiva, y reflexiva (esto último) no es lo mas conocido pero me encantaaaaaaaa
Decía Aristóteles (algo me quedó tras quedarme la Filosofía de 3º de BUP, para COU), que “solo hay una manera de evitar la crítica: no hacer nada, no decir nada y no ser nada” , y…¡ a mi eso no me pasa!, hacer hago y mucho….., decir… digo lo que pienso, y como lo pienso (pese a quien le pese, aunque estoy aprendiendo a callarme ante ciertas personas y pasar mas desapercibida) y lo de no ser nada, no va conmigo, siempre creo que podemos dar y entregarnos mas, porque si siempre intentas ser Normal, pues realmente nunca descubres lo extraordinario que puedes llegar a ser, ¿o no?. 

Hago ver a los míos que no se sientan avergonzados por como es su madre, que le gusta reír, que le gusta hacer felices a quienes le rodean, que habla y habla y “vuelve loca al que pilla” que le encanta ser ella, y si, ME GUSTA SER YO, hacer las stories de Instagram , sacar mi parte menos políticamente correcta y aportar un poco de naturalidad a este mundo de “postureo” y tantos filtros. (Que para filtros ya tenemos mucho en nuestra profesión).
Les hago ver que hay que huir de las “etiquetas” , (eso será porque toda mi vida me han etiquetado), que puedo caer mejor o peor, pero que soy lo que soy. Evito los filtros, no me gustan, ni a nivel personal, ni fotográfico, (aquí utilizo los justos), me gustan las personas, la vida, que lo que hay … es lo que se muestra.

Y este es mi comienzo de el Otoño (ya en Octubre), disfrutar del día a día, del ¡ Ayy que no llego!, de encontrar esa parte “creativa en mi” que no termina de llegarme y me es necesaria, y sobre todo: de tomarme las cosas con mas calma, disfrutar de lo que tengo, dejar de protestar, y estar un poco mas tranquila para que lo demás llegue….

Prometo estar mas por aquí, porque realmente escribir para mi es una de mis mejores terapias….
(Seguro que hoy… soy mas creativa, mas productiva y mas todo, cuando uno suelta las cosas….., todo fluye)

Un requete-Muacks

Macu


No hay comentarios:

Publicar un comentario